Choose your region

or choose our
SEARCH
REGION: SPAIN

HISTORIA

CÓMO EMPEZÓ TODO

Jürgen Gelf fundó CHG en 1979. De sus modestos inicios en la región de la Alta Suabia del sur de Alemania, CHG se ha convertido en una auténtica historia de éxito.

New Building Timelapse

CHG-MERIDIAN creates new room for further growth

Las cifras hablan por sí solas. Lo que empezó como una empresa unipersonal se transformó en una compañía que emplea a más de 1000 personas: de una sede, ha pasado a verse incrementada en unas 40 con presencia en 20 países de todo el planeta. Hoy en día, CHG‑MERIDIAN es uno de los proveedores más importantes de gestión de tecnología no cautiva. Siga leyendo acerca del modelo de negocio, las personas que forman CHG-MERIDIAN, la tecnología que emplea y su expansión internacional.

Muchos logros, pero muchos más por llegar.

MODELO DE NEGOCIO DE CHG

Los orígenes de Computer Handels Gesellschaft (CHG)

La idea de adentrarse en el mercado de venta informática se le ocurrió a Jürgen Gelf a mediados de la década de 1970. Mientras intentaba dar con un nuevo ordenador principal para su empresa, se topó con el mercado de reventa organizado para este tipo de equipos y supo reconocer inmediatamente las oportunidades que albergaba. Los equipos de IT eran tremendamente caros en esa época. Fabricantes como IBM, Nixdorf y Comparex se encargaban del mantenimiento de las máquinas y garantizaban su funcionamiento sin fallos técnicos y su actualización. Podían revenderse fácilmente cuando el propietario necesitaba un ordenador más potente, por ejemplo.

Como director de IT, Jürgen Gelf le comentó a su jefe la idea de comprar y vender equipo de IT. A su jefe no le interesaba la idea para RAFI, su empresa fabricante de equipo electrónico en Berg, cerca de Ravensburgo, pero le dio permiso para que estudiara el mercado por su cuenta durante su tiempo libre. Jürgen Gelf aprovechó la oportunidad y fundó CHG Computer-Handels-Gesellschaft m.b.H el 2 de marzo de 1979. Esta original idea de la recomercialización de equipos de TI sigue siendo parte importante del nombre de la compañía hoy en día.

           

Renting tecnológico

 

En respuesta a la demanda de los clientes, Jürgen Gelf pronto empezó a ofrecer acuerdos de arrendamiento para adquirir los equipos de IT. La idea del renting ya estaba bien establecida en Estados Unidos, pues IBM llevaba arrendando equipos desde la década de 1920. En Alemania, sin embargo, el modelo seguía siendo relativamente desconocido. El auge de este segmento de mercado se produjo a partir de la década de 1970, con una espectacular subida del 800 % en apenas diez años. El renting pronto se convirtió en la actividad principal de CHG. En 1982 cambió su nombre a “CHG Computer Leasing- und Handels-Gesellschaft mbH” y en 1992 acabó desapareciendo del todo la mención “Handels-Gesellschaft”.

              

Recomercialización y reutilización socialmente responsable

La revolución del mercado tecnológico trajo consigo un incremento exponencial del número de dispositivos. Al mismo tiempo, el reacondicionamiento de equipo de segunda mano pasó a constituir un desafío logístico. En el año 2000, CHG-MERIDIAN abrió su propio centro de intermediación y logística en Mörfelden. Los procesos de borrado de datos que se implantaron fueron certificados por el organismo regulador de normas de productos TÜV Informationstechnik GmbH en 2006, la primera certificación de este tipo en Alemania.

Las devoluciones del renting se reacondicionan para su reutilización y recomercialización en el nuevo Centro de Tecnología y Servicio de Gross-Gerau desde 2010 y en el segundo centro de CHG-MERIDIAN en Skien (Noruega), desde 2013. En ambos centros se manipularon casi medio millón de dispositivos en 2015.

                             

                         

Expansión del negocio de los servicios

El mercado de IT cambió radicalmente en la década de 1990. La potencia informática se descentralizó y los ordenadores personales empezaron a sustituir a los servidores. CHG empezó a ofrecer cada vez más servicios de consultoría y se implicó de forma más clara en la planificación de todo el ciclo de vida de los sistemas tecnológicos que arrendaba. El objetivo de CHG‑MERIDIAN, nombre por el cual se conoce a la empresa desde 1996, pasó a ser el de ofrecer servicios integrales que incluían la instalación y el mantenimiento de equipo, además de la planificación de inversiones e innovación.

Desde 2014, CHG‑MERIDIAN ofrece a sus clientes un concepto de reutilización estandarizado, ecológico y socialmente responsable para hardware de segunda mano, haciendo especial hincapié en la recomercialización.

En Bélgica, la compañía empezó a colaborar con las organizaciones sin ánimo de lucro Close the Gap y WorldLoop con la finalidad de ceder equipos de segunda mano pero aún operativos a colegios y centros educativos y de formación en países en desarrollo. Aquí también el equipo se recupera y recicla de forma respetuosa con el medio ambiente.

PERSONAS

CHG, una firma familiar

La historia de CHG empezó en el cuarto de la lavadora de la casa de Gelf, donde Jürgen Gelf llamaba por teléfono y enviaba télex al volver del trabajo. Dictaba contratos a su mujer, que tomaba notas abreviadas al día siguiente en una IBM Selectric con bola de tipos. Los negocios iban bien y, tras unos años, el técnico experto en telecomunicaciones pudo dejar su trabajo y dedicarse de lleno a su nueva empresa.

Cuando contrató a sus primeros empleados, Gelf trasladó el despacho a otro apartamento del mismo edificio. El ambiente era muy hogareño. Y así siguió siendo conforme la compañía iba creciendo y un total de 15 personas ocupaban tres de los cuatro apartamentos del edificio. CHG compró un solar en las cercanías y, a finales de 1986, la empresa se trasladó al nuevo bloque de oficinas de Berg, cerca de Ravensburg.

Incluso hoy se sigue hablando de las salidas improvisadas en velero de la década de 1980. Al jefe le encantaba llevar a sus empleados al Lago de Constanza. “Para Jürgen Gelf siempre fue importante que los empleados estuvieran contentos”, afirma Michael Weiß, que lleva en la empresa desde 1984. En la actualidad, la empresa sigue manteniendo este espíritu. CHG‑MERIDIAN demuestra que valora a sus empleados de muchas formas: ofreciendo un buen servicio de restauración, guardería en la empresa, respaldando eventos grupales y organizando diversas actividades culturales.

            

Premio al MEJOR EMPLEADOR

En 2011, CHG-MERIDIAN se hizo con el “Premio a la mejor PYME por su compromiso cívico en Baden-Wurtemberg”. Se reconoció especialmente la tradición de organizar retiros a Reute para disfrute y relajación de los empleados.

En 2012, CHG‑MERIDIAN recibió el sello de aprobación como MEJOR EMPRESA en el concurso MEJOR TRABAJO, concretamente por sus excelentes comunicaciones, espíritu de equipo y la cultura colaborativa en la solución de problemas. La empresa sigue practicando una política de puertas abiertas. El personal es educado pero no excesivamente formal (se utiliza el trato de "usted", pero con el nombre de pila) y la empresa celebra eventos para que los distintos empleados de las sedes tengan la oportunidad de conocerse mejor.

Desde 2014 son muchas las actividades de RSC en las que ha participado el personal, como la iniciativa CARE. Eligen proyectos sociales dentro de la región y se encargan de la organización mientras que CHG‑MERIDIAN ofrece respaldo con financiación y otros recursos.

El compromiso de CHG-MERIDIAN con sus raíces en la región de la Alta Suabia se refleja en su ciudadanía corporativa. Desde la temporada 2003/2004, la empresa es la principal patrocinadora de los Ravensburg Towerstars, que juegan en la DEL2, la segunda división de la liga de hockey sobre hielo alemana. Además de los deportistas profesionales, también se benefician los jóvenes atletas y equipos deportivos de Ravensburg y otros lugares.

TECNOLOGÍA

Los ordenadores se popularizan

Cuando Jürgen Gelf montó su propia empresa a finales de la década de 1970, los ordenadores ya se habían abierto paso en muchos lugares de trabajo. Se trataba sobre todo de sistemas instalados permanentemente: unidades informáticas y de almacenamiento de datos con sistemas de ventilación. Las primeras máquinas vendidas y alquiladas por CHG fueron el modelo de unidad de disco duro magnética IBM 3340, monitores como el IBM 3277 y el sistema de recopilación de datos Nixdorf 620. Los clientes eran pequeñas y medianas empresas, sobre todo locales o de otros lugares del sur de Alemania, como la empresa de venta por catálogo Walz, la fabricante de máquinas de coser Pfaff, los proveedores automovilísticos Mahle y ZF, así como Weishaupt, un fabricante de tecnología de combustible.

Sistemas tecnológicos propios de CHG

Desde 1981 CHG utilizó en sus oficinas un IBM System/32. Se alojaba en la antigua habitación de invitados del sótano de la casa familiar Gelf, donde también trabajaban los programadores. Jürgen Gelf también era programador, formado en IBM, además un gran tecnófilo. Encargó la elaboración de listas de programación digitalizadas para el equipamiento alquilado y la gestión de contactos y del inventario en una época en que la mayoría de sus competidores apenas tenían fichas y archivadores. Las facturas del equipamiento arrendado se imprimían a través de un Commodore 8296D conectado a una impresora IBM con alimentación de papel por rodillo. Cuando la empresa se trasladó al nuevo edificio en 1986, todas las estaciones de trabajo iban equipadas con sus propios monitores, que se conectaban a un ordenador central de IBM. A mediados de la década de 1990, la empresa cambió a los PC.

Los PC sustituyeron los ordenadores centrales

A finales de la década de 1980, el coste de los equipos informáticos fue cayendo drásticamente. Cada vez más empresas empezaron a sustituir sus computadoras centrales por soluciones distribuidas, es decir, por ordenadores personales. Debido al buen ritmo del progreso técnico, era necesario sustituir los equipos existentes por versiones más potentes en intervalos de tiempo más cortos. Todo ello exigía una mayor atención al cliente y actividades de recomercialización mejor planteadas. Desde mediados de la década de 1990, CHG‑MERIDIAN se ha ido centrando cada vez más en las relaciones a largo plazo con los clientes, mediante la celebración de acuerdos marco y ampliando la gama de servicios.

TESMA®

En 1999, la empresa desarrolló y lanzó su primer sistema de gestión de activos, un sistema de TI para utilizar información sobre el programa de arrendamiento específico de cada cliente. En 2004 este sistema se transformó en TESMA® Online. TESMA® significa tecnología y gestión de activos. Esta plataforma de comunicación, planificación y administración online brinda a CHG‑MERIDIAN y a sus clientes acceso a un conjunto de datos compartidos para cada partida de equipamiento en la que se combina información técnica y comercial. La última versión de TESMA® salió en 2016.

Diversificación tecnológica en CHG MERIDIAN

La inversión en distintos campos tecnológicos se ha intensificado de forma considerable en los últimos años. Ya en 2004, CHG-MERIDIAN compró una participación de la sociedad francesa Finexis Medical SAS. En 2014 CHG-MERIDIAN invirtió más de 30 millones de euros en equipo médico para sus clientes de Europa y Norteamérica. Desde 2011, la empresa también ha financiado y gestionado carteras de activos de capital industrial de gran valor, como las líneas de producción de carrocerías de vehículos.

Por consiguiente, el equipo industrial y médico ha pasado a constituir el pilar de CHG-MERIDIAN, además de su principal cometido dentro del sector de la tecnología informática.

EXPANSIÓN

Inicio de la estrategia de expansión

1992 fue un año de grandes cambios en CHG Computer Leasing- und Handelsgesellschaft mbH. El fundador de la empresa, Jürgen Gelf, fue abandonando gradualmente su puesto directivo para ceder las riendas a Jürgen Mossakowski. Auditor de profesión, Mossakowski reestructuró la empresa, cambió el nombre a CHG Computer Leasing GmbH y se dedicó los años siguientes a tratar de obtener mayores ingresos y crecer a través de una política de adquisiciones. Para esta tarea contó con la ayuda de Peter Horne, nombrado segundo director en 1995.

En 1993, IVG GmbH, de Múnich, se convirtió en la primera adquisición de CHG, seguida en 1994 por FMG‑MERIDIAN, de Wiesbaden, que operaba fundamentalmente en el norte de Alemania, por lo que resultaba el complemento ideal para CHG, cuyas actividades en la época se centraban sobre todo en el sur del país. Ambas se fusionaron para formar CHG‑MERIDIAN y en 1997 la nueva empresa se organizó como sociedad anónima. A estas siguieron otras adquisiciones: CICS, en Karlsruhe, en 1996, CSC Leasing, en Múnich y CTL Computer Trade & Leasing. CHG‑MERIDIAN se convirtió así en una de las empresas de financiación de TI más importante de Alemania.

Expansión internacional

A principios del nuevo milenio, Jürgen Mossakowski y Peter Horne centraron sus esfuerzos en el crecimiento internacional. El primer paso consistía en establecer filiales en Reino Unido y Austria, seguidas por otras en Irlanda, Francia, Bélgica y Países Bajos. A finales de 2001, la empresa estaba presente en siete países.

Hacia 2004, se sumaron las filiales de Suiza, Italia, España, Rusia y Polonia. Posteriormente llegaron las nuevas oficinas de República Checa, Eslovenia y Eslovaquia. In 2009, CHG también se hizo con El Camino Resources en Estados Unidos y Canadá y compró un 50 % de las participaciones de la filial mexicana. Con la adquisición de ACENTO AS en 2014, CHG‑MERIDIAN se afianzó en Escandinavia, con sedes en Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia.

Ampliación de la sede corporativa

En 2016, CHG-MERIDIAN AG, denominación de la empresa desde 2012, tenía 36 sucursales en 23 países. El director tecnológico y financiero sigue poniendo sus miras en ampliar la gama de servicios en las filiales locales y en aumentar el volumen de contratos de renting. Una clara señal de su continuo crecimiento es el edificio de la sede de la empresa en Weingarten, que se construyó en 2003 para dar cabida a 270 empleados.

En mayo de 2016, se inauguró otra ampliación para otros 250 puestos de trabajo. La arquitectura moderna simboliza la transparencia y el dinamismo de CHG‑MERIDIAN.

Los cambios organizativos y de personal en los Consejos de supervisión y de administración surten efectos a principios de 2017. Tras más de 18 años como Presidente del Consejo de administración, Jürgen Mossakowski pasa al Consejo de supervisión. Lo sucede en el puesto el Dr. Mathias Wagner, anteriormente encargado de las ventas internacionales en el Consejo de administración. Todas las actividades de ventas globales se han fusionado en torno a Frank Kottmann, miembro del Consejo de administración. Oliver Schorer ha asumido la responsabilidad de los recién creados departamentos de TI y Servicio y Joachim Schulz permanece al frente del financiero.

Nuestra tradición es crecer con nuestras tareas, nuestra experiencia y, por supuesto, nuestros clientes. Sin embargo, siempre somos conscientes de dónde venimos y dónde queremos estar.

CONTINUARÁ

La historia de éxito de CHG-MERIDIAN está lejos de haber acabado. En próximas entregas le informaremos de nuestros avances.
THREE WORDS, ONE PROMISE

Comprometidos con las empresas

Al basarnos en nuestra competencia global y ofrecer servicios personalizados, logramos un progreso visible en la gestión de sus tecnologías.

MÁS SOBRE EFFICIENT TECHNOLOGY MANAGEMENT® 
TECHNOLOGY AND SERVICE MANAGEMENT SYSTEM

Cómo reducimos nuestra carga de trabajo

En TESMA®, la información técnica y comercial se combina de manera lógica para reducir su carga de trabajo en cada fase del ciclo de vida de la tecnología.

MÁS SOBRE TESMA® 
BECAUSE IT’S WHO WE ARE

Contribución social

Invertir en el futuro sin dejar de centrarnos en la sostenibilidad no es una contradicción. Nada más lejos de la realidad. Para nosotros, ambos están indisolublemente unidos.

MÁS SOBRE NUESTRA RESPONSABILIDAD CORPORATIVA